Tuesday, November 07, 2006

OJO Con la SEMIÓTICA

La semiótica vale como semiótica, y es muy bonita, pero en cuanto la queremos forzar como herramienta de diseño, nos vamos a la isla de la fantasía, con Tatoo y todo. No hay nada más obtusamente hipócrita que la postura de un diseñador que, creyendo ejercer la semiótica, haciendo uso de un vocabulario sofisticado que le sirve para convencer a un cliente, ciego, que desfallece ante la pomposidad de lenguaje de su consultor-mago, cree que es mejor diseñador que quienes no recitamos de memoria los discursos de un Norberto Cháves […]
Alejandro Lo Celso
Esta es una de las cuestiones que siempre me generan inquietud.Me parece indispensable el crecimiento teórico y la toma de consciencia respecto al rol que juega nuestra profesión en la sociedad y la cultura. Pero ¿cómo podemos acompañar ese crecimiento con el desarrollo de nuestras competencias prácticas?
Quizá parte de la respuesta la dé el mismo Alejandro Lo Celso, en
la entrevista hecha por Carlos Carpintero, que encontré leyendo El Burlador.
[…] el diseño-magia, tal como aun lo practican encumbrados profesionales, está en baja. Los empresarios, los tomadores de decisiones, hasta los mercadólogos más desprevenidos, conocen la problemática de los lectores, de los usuarios o –menos noblemente– de los consumidores–. ¿Hasta cuándo le vamos a seguir vendiendo la semiótica? Hay que salir a estudiar a los lectores, probar si nuestro diseño funciona o no, demostrar a los comitentes que nuestro trabajo no está inspirado por los dioses, sino que tiene asidero en la realidad.
Alejandro Lo Celso

0 Comments:

Post a Comment

<< Home